Deportes con nieve: no todo es deslizarse montaña abajo

Los deportes de invierno no se circunscriben únicamente a deslizarse en unas tablas. Hay muchas otras posibilidades para disfrutar de la nieve.

  • Montañismo. Deporte que engloba diferentes modalidades de actividad: senderismo por montaña media o alta, escalada en roca o en hielo, barranquismo, esquí de travesía, trekking, etc. Nace en los Alpes, a finales del siglo XVIII, como una disciplina que consistía en realizar ascensiones a cuerpo por las montañas.
  • Escalada en glaciares. Es un deporte de riesgo debido a que las grietas de la superficie no siempre son visibles y hay que asegurar muy bien cada movimiento. Se utilizan cuerdas, crampones y piolets para moverse por ellos.
  • Rutas con raquetas de nieve. Las raquetas de nieve se han utilizado durante milenios para desplazarse en zonas nevadas. Posibilitan largas caminatas sin excesivo esfuerzo y no requieren condiciones físicas especiales, no importan la edad ni la técnica. Existen empresas de turismo de nieve y naturaleza que ofertan este tipo de rutas destinadas a grupos y familias, también en las propias estaciones de esquí.
  • Motos de nieve. Diseñadas para moverse por hielo o nieve, se impulsan por una única rueda de tracción a oruga dirigida por esquís. Pueden llegar a ser muy veloces. En algunas estaciones se organizan rutas en motos de nieve por paisajes espectaculares, tanto de día como de noche. Las motos suelen ser biplaza y se hacen salidas en grupo.
  • Mushing o trineos de perros. Se le llama mushing al transporte en trineo tirado por perros que se utiliza en zonas polares. Se considera uno de los deportes más completos que existen. Su práctica es enriquecedora en el conocimiento del animal, en la lealtad, en la fidelidad y en el compañerismo, acercando al hombre a la naturaleza pura. En España se ha desarrollado mucho en esta década, e incluso hay una competición internacional (Pirena) en los Pirineos, a través de casi 500 km. Se puede practicar en estaciones pirenaicas.
  • Snowbike. Es un deporte de invierno que se practica con una bicicleta que tiene acoplados esquís en lugar de ruedas, uno trasero y otro delantero, y dispone de un manillar y un asiento. El snowbiker debe llevar en sus pies dos esquís pequeños denominados foot skies.Manejar la bicicleta es fácil de aprender. Es, además, interesante, porque lo pueden practicar personas con lesiones o incapacidades que les imposibilitan esquiar con esquíes o tablas normales.
  • Fat bikes. Bicicletas con ruedas gordas y anchas, con presión baja, que sirven para no hundirse en suelos blandos: arena de playa, desierto o nieve, su terreno ideal. Fueron concebidas como herramientas de trabajo en zonas polares y también en zonas arenosas. La moda deportiva comenzó  en Alaska y por aquí empiezan a verse. Pueden encontrarse monturas a partir de 700 euros. La diversión está asegurada.
  • Splitboard. Consiste en una tabla de snowboard separada en dos partes.Las piezas se utilizan como esquíes, con pieles de escalada, para subir pendientes como en el esquí alpino. Las dos mitades se pueden unir para formar una tabla tradicional para el descenso. Se utilizan fuera de pista.

Deja un comentario