El Reglamento Europeo de Protección de Datos impone nuevos retos a los empresarios

Con el objetivo de garantizar la atención de las normativas que aplican para autónomos y empresarios, el Reglamento Europeo de Protección de Datos servirá para implantar una nueva metodología en el modelo para la manipulación de información con carácter personal e implica un compromiso más fuerte por parte de los involucrados.

De acuerdo con la Agencia Española de Protección de Datos (AEDP), este conjunto de reglas entró en vigor el pasado 25 de mayo de 2016 y su aplicación será obligatoria a partir del 25 de mayo de 2018. Como parte de la adecuación a estas normas, las empresas podrán familiarizarse con este material y recibir asesoramiento profesional para la fácil adaptación.

Las transformaciones darán paso a una serie de novedades interesantes, que están incluidas en el texto. Entre las que se destacan:

  • Se aplicarán las normas a operadores de otros países que manipulen fichas de ciudadanos europeos, bajo ciertas condiciones.
  • Actualización de procesos de información.
  • Evaluación de impacto obligatoria en caso de tratamientos de datos sensibles como, por ejemplo, Big Data.
  • Aplicación de sanciones severas a las diferentes infracciones que estipula la Ley.
  • Aunque algunos ficheros deberán ser inventariados con profundidad, se disuelve la obligación de declarar ciertos materiales frente a las autoridades correspondientes.
  • La comunicación de brechas o incidentes de seguridad tanto a la AEDP, como a los afectados. En la actualidad, esto afecta solamente a las operadoras de telecomunicaciones.
  • Mayor fuerza en los derechos Arco (acceso, rectificación, cancelación y oposición), que garantiza la posibilidad de las personas de controlar sus datos personales.
  • La designación de una Data Protection Officer para ciertas compañías y organismos públicos.
  • Incremento en la promoción de la adopción de estándares, certificaciones de privacidad y códigos tipo, lo cual serviría para rebajar el importe a las sanciones.

La actuación de un equipo de expertos es fundamental para las empresas, para no ignorar ningún elemento de peso, sobre todo, ante este escenario de actualizaciones que impactarán en el desempeño de las funciones. Vale la pena trabajar en estas modificaciones y estar preparado para el futuro legal del negocio, mediante consultorías, mantenimiento y auditorías para detectar inconvenientes y evitarlos oportunamente.

reglamento europeo de protección de datos

Deja un comentario