Indemnización por accidente de coche Madrid: ¿Puedo exigir el pago del daño moral?

Cuando nos han causado un daño mediante un accidente vial, tenemos derecho a que este sea reparado de forma integral, esto quiere decir que no debemos observar únicamente la indemnización por accidente de coche Madrid, sino que también el responsable ha de pagar el daño moral.

Esta parte de la petición es tan importante como los demás aspectos que son valorados al momento de determinar la cantidad total de la indemnización, de hecho, estas no son producto de la inventiva de las partes o sugerencia del juez, sino que están previstas en el baremo que tendremos como base para hacer los cálculos pertinentes.

Pocos saben que tienen derecho a ser indemnizados por este criterio y por tal razón, reciben mínimas cantidades ofrecidas por las aseguradoras sin antes ser orientados por un abogado, pero esto es un grave error.

Ahora bien, demostrar el daño moral no es tarea fácil, ya que si en ocasiones es complejo probar un derecho basado en elementos tangibles como documentos, fotografías, entre otros, imaginemos cuánto más lo será crear la convicción del juez sobre nuestra petición cuando se fundamenta un bien intangible.

¿Cómo demostrar a cabalidad el dolor emocional o las consecuencias psicológicas?  No es imposible, pero ciertamente es un proceso complejo para el que tendremos que estar acompañados de los mejores profesionales en leyes, asegurando con su experiencia un resultado favorable sobre nuestra aspiración.

ley segunda oportunidad: Lo que nos enseñan.

A pesar de muchas veces catalogarlas de injustas, hemos de reconocer que las leyes tienen en cuenta una especie de elemento emocional, que también es necesario para hablar de justicia.

Por ejemplo, al prever la indemnización del daño moral, nos enseñan que nuestros actos pueden impactar la vida de una persona mucho más allá de la pérdida de un objeto o cualquier cantidad de dinero.

Si al interpretar la norma, tuviéramos la sensibilidad de valorar esta finalidad con la que es desarrollada, seguramente tendríamos una sociedad más susceptible a cuidar el comportamiento para evitar causar este tipo de daños a otras personas.

Otra enseñanza de mucho valor, la podemos encontrar en la  ley segunda oportunidad porque seamos sinceros, no somos una sociedad que se caracterice por creer en la buena fe de las personas, por ofrecer el perdón ni mucho menos por dar oportunidades, simplemente quien nos defraude ha perdido para siempre nuestra confianza.

Pero a través de esta ley, la administración ofrece a las personas físicas una alternativa a su fracaso, abriendo caminos para que puedan retomar su estabilidad económica y tener mejores aspiraciones.

No son libros de autoayuda, ni con profundas reflexiones, pero no cae mal echarle un vistazo al mensaje que nos traen las normas jurídicas como forma de aportar a la construcción de una mejor sociedad.

 

ley segunda oportunidad

Deja un comentario