Los zapatos Magnum ofrecen infinidad de ventajas

zapatos Magnum

Los zapatos Magnum al igual que las botas de la misma marca han sido incorporadas dentro del equipamiento de los uniformes de los funcionarios policiales, y militares, así como de quienes prestan servicio de seguridad y vigilancia. Su alto rendimiento, durabilidad y confort los hace ideales para este tipo de trabajos.

Pero, además del campo profesional de la seguridad y resguardo de la ciudadanía, el personal que se desempeña en funciones de servicios de emergencia, protección civil, guardia civil, así como también, los bomberos prefieren usar zapatos Magnum en su jornada laboral, para tener mayor protección y comodidad en sus pies.

La marca Magnum nace en 1982 con un catálogo de revolucionario de botas, constituido por un calzado liviano de tipo deportivo que no existía en el mercado. Fueron diseñadas para abastecer a los funcionarios del FBI que necesitaban un equipamiento con rigurosos controles de seguridad, sin dejar de un lado el cuidado de sus pies.

Aunque la marca originalmente se creó en Estados Unidos, adquirir zapatos o botas Magnum no requiere de traslados intercontinentales. Este tipo de calzado especializado también se fabrica en Europa, dada su alta demanda de adquisición. Existen diversas tiendas físicas y online donde se pueden conseguir.

Características de los zapatos Magnum

Aunque los zapatos Magnum son lo más parecidos a un calzado militar, la compañía no pierde de vista su diseño: corte de piel y nylon hidrófugos (material que actúa como un aislante de la humedad para evitar que ingrese al pie). También cuenta con un cierre de cordones con ojales y anillas de PVC, para evitar que se desaten.

Dentro de las características físicas cuentan con una lengüeta que protege el empeine, un estabilizador trasero (mucho más resistente que el usado en el calzado de corredores), cuenta además con una zona de mayor absorción de impacto en el talón, ante la previsión de que pueden tener actividades que impliquen saltar.

En cuanto a la humedad, además del forro y el nylon hidrófugos, el zapato incluye una plantilla termoconformada con espuma de EVA, que evitan la sudoración o el mal olor. Sobre las características técnicas de la suela, el calzado Magnum tiene un cambrillón termoplástico, con una entresuela de poliuretano (PU), que mezcla dos componentes: Poliol e Isocianato, haciéndolo mucho más ligero.

 

Deja un comentario