Tipos de torres de telecomunicaciones más utilizadas por las empresas

Las torres de telecomunicaciones funcionan mediante ondas de radio. Cada dispositivo hace el papel de receptor y emisor, comunicándose con la antena más cercana, denominada estación base o TBS.

Existen varios tipos de torres en cuanto a telecomunicaciones se refiere, por lo tanto, hay tendencias y preferencias por parte de las empresas al construir dicha estructura.

Torres Autosoportadas

Diseñadas para su utilización en sitios celulares o de ondas, cuenta con una altitud de 96 metros y es muy popular entre las empresas, ya que en base a las cargas y a las normativas de diseño, se identifica la sección de la torre que cumpla con las solicitudes requeridas.

Se puede acceder por el interior de la misma, ventaja lograda gracias a su geometría. Puede equiparse con elementos de seguridad como cables coaxiales, anillos salvavidas o rieles de seguridad.

Sus elementos y componentes están unidos a través de pernos de alta resistencia. Su fabricación consta de seis módulos totalmente listos para armar en el terreno.

torres de telecomunicacionesTorres de telecomunicaciones de peso liviano

Su manufactura se basa en tres módulos soldados y unidos por pernos de alto nivel. Normalmente este tipo de torre se encuentra en azoteas o terrenos sin limitaciones de espacio, ya que acceder con módulos más grandes presenta mayores niveles de dificultad.

Torres de telecomunicaciones medianas

Normalmente las encontradas en estaciones repetidoras y sitios celulares, cuentan con un ancho de secciones de 600 y 400 mm.

Torres de alto peso

Fabricadas por múltiples módulos para armar directamente en el terreno, cuenta con una escalera interna de acceso habilitada para añadir cables coaxiales. Es empleada cuando se solicitan cargas mayores a las establecidas para torres livianas.

¿Existen consecuencias por vivir bajo una torre de telecomunicaciones?

Este tema presenta mucha controversia, no se ha demostrado científicamente que las torres produzcan daños.

Pero sabemos que producen radiación no ionizante, ésta puede producir cambios eléctricos en el organismo, como la alteración de las membranas situadas en las células del cuerpo y provocando alteraciones sobre el calcio, esto podría generar efectos biológicos importantes que pudieran causar daños de forma acumulativa en el cuerpo humano.

Deja un comentario