Todos los recursos de ayuda son útiles para lograr un excelente trabajo

Cuando hablamos de recursos de ayuda, nos referimos a todos los materiales y equipos que contribuyen al buen desempeño de las funciones de los trabajadores. El rendimiento jamás será igual en una compañía en donde las condiciones sean precarias e insuficientes, en comparación a aquella que disponga de lo necesario para que todo marche de la forma más fluida posible.

Lamentablemente, algunos negocios incurren en el error de escatimar en los artículos que sirven de soporte para el cumplimiento de las tareas encomendadas a sus trabajadores, lo cual afecta desde varios puntos de vista, siendo los más graves los siguientes:

1.- Afectación de la calidad del trabajo, un negocio debe destacar por lo que ofrece, y cuando se habla de calidad, debe ser un concepto integral, que abarque el producto o servicio, su presentación, atención y cómo todo está organizado internamente, para que el cliente no vea aspectos mediocres.

2.- Lo anterior, trae lo siguiente, perjuicios a la imagen y prestigio de la empresa. Cuando nos perciben descuidados, lo asocian directamente a lo que ofrecemos, por lo que es muy probable, que las referencias y opiniones no serán muy positivas y por ende afectará la captación de nuevos clientes y la pérdida de algunos ya existentes.

3.- Desmotivación del personal, cuando los trabajadores no cuentan con los implementos necesarios para ejercer sus roles, pierden el entusiasmos por lo que hacen, consideran que si el jefe no se preocupa por abastecerlos, es porque no tienen un verdadero interés por el negocio y menos por sus empleados.

4.- Aunque no lo crea, la falta de dicha inversión eleva los costes, porque el trabajo no se ejecuta eficientemente, y algo que se puede hacer en menos tiempo, termina llevándose más de lo requerido, ya que se tiene que hacer con pocos o inadecuados recursos.

Deja un comentario