consultoría de hostelería

Consultoría de hostelería: iniciando con buen pie

consultoría de hostelería

A la hora de iniciar un negocio, la mayoría de la gente elige abrir uno relacionado con un tema de su preferencia. Otros se inclinan por alguna actividad previamente desarrollada en la familia. Pero, muy pocos se dedican a estudiar con profundidad acerca del asunto. Por suerte, existen empresas que lo hacen por ti, ofreciéndote el servicio de consultoría de hostelería que necesitas para triunfar.

Aunque todos sabemos comer y algunos hasta preparar platos sabrosos, eso no implica que montar un negocio de hostelería sea sencillo. Hay que analizar ciertos aspectos que aseguren la buena pro del proyecto. Lo primero es definir el tipo de establecimiento a operar, porque no es lo mismo tener un puesto de hamburguesas que un hotel 5 estrellas; la logística, los costes y el esfuerzo a dedicar varían notablemente.

Clasificación de los establecimientos de hostelería

  • Restaurantes: ofrecen comidas completas según un menú o carta, a un público libre. Por lo general, los comensales son atendidos por camareros. Una variedad es el llamado self service donde el propio consumidor se sirve la cantidad deseada. Asimismo, tenemos los de servicio rápido, de atención informal.
  • Bares y cafeterías: sirven bebidas alcohólicas o no, que suelen ser acompañadas por bocadillos o aperitivos. Los últimos, en ocasiones, también disponen de la opción de postres variados.
  • Restauración social: locales que usualmente elaboran un menú único para un grupo “cautivo”, que no dispone de alternativas cómodas. El precio es bajo, si se compara con los restaurantes ya mencionados. Entre los lugares que prestan este servicio están los institutos educativos, militares, hospitales y clubs deportivos.

Por otro lado, encontramos los establecimientos dedicados al ocio, comúnmente de horario nocturno. Allí los clientes pueden comer y/o beber a la par de realizar actividades recreativas: baile, canto, apuestas y juegos de azar, películas y más. Ellos son los pubs, bares temáticos, discotecas, bingos, casinos, karaokes, teatros, cines, etc.

Por último, tenemos los alojamientos en los que la clientela pernocta, además de alimentarse, como hoteles y pensiones. Cualquiera que sea tu caso, es bueno que busques ayuda profesional que te oriente y guíe al éxito; sin tener que a

Deja una respuesta