Telones para teatro, mucho más que un simple accesorio

¿En que pensamos cuando imaginamos telones para teatros? Seguramente en ese elemento que nos encontramos de frente al entrar en la sala, en esa inmensa cortina que nos tapa el escenario hasta que comience la obra.

Y sí, eso es un telón, pero sólo uno de los tipos de telón que hay en un escenario teatral. Es el telón de boca, pero hay otro, el telón de fondo, el que sirve de decorado. Cada uno tiene su función, su mecanismo y su importancia.

El telón de boca, lo habremos visto mil veces, suele ser un telón elegante. Posiblemente tengamos en la mente el color rojo, aunque puede ser de cualquier otro. Porque telones puede haber casi tantos como salas o como obras.

Un telón debe reflejar el espíritu de la sala, pero también de la obra que se representa. Puede haber telones de un solo color, de varios o incluso con dibujos. Se pueden encontrar telones sencillos o recargados con metros y metros de flecos y adornos brillantes.

Y eso en cuanto al diseño, pero en lo referido a la funcionalidad también hay variedad. Lo más habitual es que el telón esté partido y se abra hacia los lados, pero también los hay que se pliegan hacia la parte superior del escenario.

Eso sí, sea cual sea su modo de apertura, esta debe ser suave y, sobre todo, fácil de realizar. Por eso esta especie de bastidor es mucho más que un simple tejido, es también todos los mecanismos que sirven para realizar su movimiento con la mayor facilidad posible, es algo que saben en cualquier fábrica de telones para teatros.

La importancia de los telones de fondo

telonesHablamos ahora del otro tipo de telones, los de fondo. Esos que ayudan a dar profundidad al escenario, perspectiva a la obra, que sirven de paisaje a las escenas o de apoyo a los actores. Un telón de boca quizá permanezca muchos años en el mismo lugar, uno de fondo no solo cambiará con la obra que se representa, sino que en una misma escenografía puede ser necesario utilizar varios.

Por eso, en el caso de este tipo es especialmente importante garantizar su absoluta movilidad. La parte textil es importante, pero la funcional puede serlo aún mucho más. Si hay que recurrir a varios telones y estos no se pueden desplazar con rapidez, la obra puede resultar un completo fracaso, de ahí que convenga siempre acudir a expertos en telones para teatros España.

En definitiva, nunca hay que olvidar que los telones para teatros son mucho más que un simple elemento decorativo y que por ello es necesario prestarles la misma atención que a cualquier otro aspecto de la obra o del mismo escenario.

Deja una respuesta